Salmos
Capítulo 85-87
 

Capítulo 85

 
 
1FUISTE propicio á tu tierra, oh Jehová: Volviste la cautividad de Jacob.
2Perdonaste la iniquidad de tu pueblo; Todos los pecados de ellos cubriste. (Selah.)

3Dejaste toda tu saña: Te volviste de la ira de tu furor.

4Vuélvenos, oh Dios, salud nuestra, Y haz cesar tu ira de sobre nosotros.

5¿Estarás enojado contra nosotros para siempre? ¿Extenderás tu ira de generación en generación?

6¿No volverás tú á darnos vida, Y tu pueblo se alegrará en ti?

7Muéstranos, oh Jehová, tu misericordia, Y danos tu salud.

8Escucharé lo que hablará el Dios Jehová: Porque hablará paz á su pueblo y á sus santos, Para que no se conviertan á la locura.

9Ciertamente cercana está su salud á los que le temen; Para que habite la gloria en nuestra tierra.

10La misericordia y la verdad se encontraron: La justicia y la paz se besaron.

11La verdad brotará de la tierra; Y la justicia mirará desde los cielos.

12Jehová dará también el bien; Y nuestra tierra dará su fruto.

13La justicia irá delante de él; Y sus pasos pondrá en camino.

 
Capítulo 86
 
 
1INCLINA, oh Jehová, tu oído, y óyeme; Porque estoy afligido y menesteroso.
2Guarda mi alma, porque soy pío: Salva tú, oh Dios mío, á tu siervo que en ti confía.

3Ten misericordia de mí, oh Jehová: Porque á ti clamo todo el día.

4Alegra el alma de tu siervo: Porque á ti, oh Señor, levanto mi alma.

5Porque tú, Señor, eres bueno y perdonador, Y grande en misericordia para con todos los que te invocan.

6Escucha, oh Jehová, mi oración, Y está atento á la voz de mis ruegos.

7En el día de mi angustia te llamaré: Porque tú me respondes.

8Oh Señor, ninguno hay como tú entre los dioses, Ni obras que igualen tus obras.

9Todas las gentes que hiciste vendrán y se humillarán delante de ti, Señor; Y glorificarán tu nombre.

10Porque tú eres grande, y hacedor de maravillas: Tú solo eres Dios.

11Enséñame, oh Jehová, tu camino; caminaré yo en tu verdad: Consolida mi corazón para que tema tu nombre.

12Te alabaré, oh Jehová Dios mío, con todo mi corazón; Y glorificaré tu nombre para siempre.

13Porque tu misericordia es grande para conmigo; Y has librado mi alma del hoyo profundo.

14Oh Dios, soberbios se levantaron contra mí, Y conspiración de fuertes ha buscado mi alma, Y no te pusieron delante de sí.

15Mas tú, Señor, Dios misericordioso y clemente, Lento para la ira, y grande en misericordia y verdad;

16Mírame, y ten misericordia de mí: Da tu fortaleza á tu siervo, Y guarda al hijo de tu sierva.

17Haz conmigo señal para bien, Y veánla los que me aborrecen, y sean avergonzados; Porque tú, Jehová, me ayudaste, y me consolaste.

 
Capítulo 87
 
 
1SU cimiento es en montes de santidad.
2Ama Jehová las puertas de Sión Más que todas las moradas de Jacob.

3Cosas ilustres son dichas de ti, Ciudad de Dios. (Selah.)

4Yo me acordaré de Rahab y de Babilonia entre los que me conocen: He aquí Palestina, y Tiro, con Etiopía: Este nació allá.

5Y de Sión se dirá: Este y aquél han nacido en ella; Y fortificarála el mismo Altísimo.

6Jehová contará cuando se escribieren los pueblos: Este nació allí. (Selah.)

7Y cantores y tañedores en ella dirán: Todas mis fuentes estarán en ti.

 
 
Clic para regresar a Lectura de la Biblia en un año