Salmos
Capítulo 52-54
 

Capítulo 52

 
 
1¿POR qué te glorías de maldad, oh poderoso? La misericordia de Dios es continua.
2Agravios maquina tu lengua: Como navaja amolada hace engaño.

3Amaste el mal más que el bien; La mentira más que hablar justicia. (Selah.)

4Has amado toda suerte de palabras perniciosas, Engañosa lengua.

5Por tanto Dios te derribará para siempre: Te asolará y te arrancará de tu morada, Y te desarraigará de la tierra de los vivientes. (Selah.)

6Y verán los justos, y temerán; Y reiránse de él, diciendo:

7He aquí el hombre que no puso á Dios por su fortaleza, Sino que confió en la multitud de sus riquezas. Y se mantuvo en su maldad.

8Mas yo estoy como oliva verde en la casa de Dios: En la misericordia de Dios confío perpetua y eternalmente.

9Te alabaré para siempre por lo que has hecho: Y esperaré en tu nombre, porque es bueno, delante de tus santos.

 
Capítulo 53
 
 
1DIJO el necio en su corazón: No hay Dios. Corrompiéronse é hicieron abominable maldad: No hay quien haga bien.
2Dios desde los cielos miró sobre los hijos de los hombres, Por ver si hay algún entendido Que busque á Dios.

3Cada uno se había vuelto atrás; todos se habían corrompido: No hay quien haga bien, no hay ni aun uno.

4¿No tienen conocimiento todos esos que obran iniquidad? Que comen á mi pueblo como si comiesen pan: A Dios no han invocado.

5Allí se sobresaltaron de pavor donde no había miedo: Porque Dios ha esparcido los huesos del que asentó campo contra ti: Los avergonzaste, porque Dios los desechó.

6¡Oh quién diese de Sión saludes á Israel! En volviendo Dios la cautividad de su pueblo, Gozarse ha Jacob, y alegraráse Israel.

 
Capítulo 54
 
 
1OH Dios, sálvame por tu nombre, Y con tu poder defiéndeme.
2Oh Dios, oye mi oración; Escucha las razones de mi boca.

3Porque extraños se han levantado contra mí, Y fuertes buscan mi alma: No han puesto á Dios delante de sí. (Selah.)

4He aquí, Dios es el que me ayuda; El Señor es con los que sostienen mi vida.

5El volverá el mal á mis enemigos: Córtalos por tu verdad.

6Voluntariamente sacrificaré á ti; Alabaré tu nombre, oh Jehová, porque es bueno.

7Porque me ha librado de toda angustia, Y en mis enemigos vieron mis ojos mi deseo.

 
 
Clic para regresar a Lectura de la Biblia en un año