Salmos
Capítulo 115-118
 

Capítulo 115

 
 
1NO á nosotros, oh Jehová, no á nosotros, Sino á tu nombre da gloria; Por tu misericordia, por tu verdad.
2Por qué dirán las gentes: ¿Dónde está ahora su Dios?

3Y nuestro Dios está en los cielos: Todo lo que quiso ha hecho.

4Sus ídolos son plata y oro, Obra de manos de hombres.

5Tienen boca, mas no hablarán; Tienen ojos, mas no verán;

6Orejas tienen, mas no oirán; Tienen narices, mas no olerán;

7Manos tienen, mas no palparán; Tienen pies, mas no andarán; No hablarán con su garganta.

8Como ellos son los que los hacen; Cualquiera que en ellos confía.

9Oh Israel, confía en Jehová: El es su ayuda y su escudo.

10Casa de Aarón, confiad en Jehová: El es su ayuda y su escudo.

11Los que teméis á Jehová, confiad en Jehová: El es su ayuda y su escudo.

12Jehová se acordó de nosotros: nos bendecirá: Bendecirá á la casa de Israel; Bendecirá á la casa de Aarón.

13Bendecirá á los que temen á Jehová; A chicos y á grandes.

14Acrecentará Jehová bendición sobre vosotros; Sobre vosotros y sobre vuestros hijos.

15Benditos vosotros de Jehová, Que hizo los cielos y la tierra.

16Los cielos son los cielos de Jehová: Y ha dado la tierra á los hijos de los hombres.

17No alabarán los muertos á JAH, Ni cuantos descienden al silencio;

18Mas nosotros bendeciremos á JAH, Desde ahora para siempre. Aleluya.

 
Capítulo 116
 
 
1AMO á Jehová, pues ha oído Mi voz y mis súplicas.
2Porque ha inclinado á mí su oído, Invocaré le por tanto en todos mis días.

3Rodeáronme los dolores de la muerte, Me encontraron las angustias del sepulcro: Angustia y dolor había yo hallado.

4Entonces invoqué el nombre de Jehová, diciendo: Libra ahora, oh Jehová, mi alma.

5Clemente es Jehová y justo; Sí, misericordioso es nuestro Dios.

6Jehová guarda á los sinceros: Estaba yo postrado, y salvóme.

7Vuelve, oh alma mía, á tu reposo; Porque Jehová te ha hecho bien.

8Pues tú has librado mi alma de la muerte, Mis ojos de lágrimas, Y mis pies de desbarrar.

9Andaré delante de Jehová En la tierra de los vivientes.

10Creí; por tanto hablé, Estando afligido en gran manera.

11Y dije en mi apresuramiento: Todo hombre es mentiroso.

12¿Qué pagaré á Jehová Por todos sus beneficios para conmigo?

13Tomaré la copa de la salud, E invocaré el nombre de Jehová.

14Ahora pagaré mis votos á Jehová Delante de todo su pueblo.

15Estimada es en los ojos de Jehová La muerte de sus santos.

16Oh Jehová, que yo soy tu siervo, Yo tu siervo, hijo de tu sierva: Rompiste mis prisiones.

17Te ofreceré sacrificio de alabanza, E invocaré el nombre de Jehová.

18A Jehová pagaré ahora mis votos Delante de todo su pueblo;

19En los atrios de la casa de Jehová, En medio de ti, oh Jerusalem. Aleluya.

 
Capítulo 117
 
 
1ALABAD á Jehová, naciones todas; Pueblos todos, alabadle.
2Porque ha engrandecido sobre nosotros su misericordia; Y la verdad de Jehová es para siempre. Aleluya.

 
Capítulo 118
 
 
1ALABAD á Jehová, porque es bueno; Porque para siempre es su misericordia.
2Diga ahora Israel: Que para siempre es su misericordia.

3Diga ahora la casa de Aarón: Que para siempre es su misericordia.

4Digan ahora los que temen á Jehová: Que para siempre es su misericordia.

5Desde la angustia invoqué á JAH; Y respondióme JAH, poniéndome en anchura.

6Jehová está por mí: no temeré Lo que me pueda hacer el hombre.

7Jehová está por mí entre los que me ayudan: Por tanto yo veré mi deseo en los que me aborrecen.

8Mejor es esperar en Jehová Que esperar en hombre.

9Mejor es esperar en Jehová Que esperar en príncipes.

10Todas las gentes me cercaron: En nombre de Jehová, que yo los romperé.

11Cercáronme y asediáronme: En nombre de Jehová, que yo los romperé.

12Cercáronme como abejas; fueron apagados como fuegos de espinos: En nombre de Jehová, que yo los romperé.

13Empujásteme con violencia para que cayese: Empero ayudóme Jehová.

14Mi fortaleza y mi canción es JAH; Y él me ha sido por salud.

15Voz de júbilo y de salvación hay en las tiendas de los justos: La diestra de Jehová hace proezas.

16La diestra de Jehová sublime: La diestra de Jehová hace valentías.

17No moriré, sino que viviré, Y contaré las obras de JAH.

18Castigóme gravemente JAH: Mas no me entregó á la muerte.

19Abridme las puertas de la justicia: Entraré por ellas, alabaré á JAH.

20Esta puerta de Jehová, Por ella entrarán los justos.

21Te alabaré porque me has oído, Y me fuiste por salud.

22La piedra que desecharon los edificadores, Ha venido á ser cabeza del ángulo.

23De parte de Jehová es esto: Es maravilla en nuestros ojos.

24Este es el día que hizo Jehová Nos gozaremos y alegraremos en él.

25Oh Jehová, salva ahora, te ruego: Oh Jehová, ruégote hagas prosperar ahora.

26Bendito el que viene en nombre de Jehová: Desde la casa de Jehová os bendecimos.

27Dios es Jehová que nos ha resplandecido: Atad víctimas con cuerdas á los cuernos del altar.

28Mi Dios eres tú, y á ti alabaré: Dios mío, á ti ensalzaré.

29Alabad á Jehová porque es bueno; Porque para siempre es su misericordia.

 
 
Clic para regresar a Lectura de la Biblia en un año